Vistas a la página totales

martes, 12 de julio de 2016

Tanque Klimenti Voroshilov KV-1 [Segunda Guerra Mundial]


En 1938 el grupo de trabajo del ingeniero Kotin recibe el encargo de uno o más prototipos de carros pesados que debían tomarse en consideración para el nuevo programa de reforzamiento de las fuerzas acorazadas soviéticas previsto para 1940. Los primeros proyectos elaborados en las fábricas de Leningrado preveían aún vehículos de torretas múltiples, refundiendo los precedentes blindados T-32 y T-35, pero al final los proyectistas llegarán a la conclusión que era preferible un vehículo de una sola torreta, armada con un cañón potente. El peso ahorrado con la supresión de las otras torretas se podía utilizar provechosamente aumentando la coraza. Cuando fue presentado el proyecto definitivo a Stalin, este decidió también eliminar las planchas acorazadas que protegían la suspensión. Fue por eso necesario constituir ésta, de ballestas y muelles, por otra con barras o torsión, una novedad para la técnica del momento, seguramente menos delicada y expuesta que la interior.

Había nacido así el primer vehículo KV, que tomó las siglas KV-1. La serie de estos blindados se desarrolla prácticamente en una docena de tipos en toda la duración de la Guerra, y hay que tener en cuenta que algunas siglas que identifican a unos u otros tipos fueron adoptadas por los alemanes, mientras que los rusos siguieron llamandolos simplemente KV-1, por ejemplo, tanto al KV-1 como al KV-1A o al KV-1B. El vehículo de construcción muy burda como casi todas las otras armas rusa, tenían muchos componentes idénticos al T-34 por motivos de práctica logística. De caso enteramente soldado, tuvo en los tipos sucesivos una torreta de fundición que mejoró netamente las características de robustez. El motor que será luego muy adoptado, era un diésel de 12 cilindros en V, inicialmente de 600 HP. de potencia. El armamento principal comprendía un cañón de 76,2/30,5, que pronto sera sustituído en el KV-1A por el más potente 76,2/41,5. Para la defensa próxima se adoptaron tres Degtyarev 1929 de 7,62.

Entre las varias versiones mejoradas de este vehículo recordemos el KV-II, dotado primero con un obús de 122 mm., y luego uno de 152; El KV-1s, y finalmente el KV-V, un KV-IC dotado de un lanzallamas de torreta emparejado a un cañón de 45. Después de haber deburado en la agresión a Finlandia, el KV-I combatirá contra los alemanes desde los primeros días del segundo conflicto, y en los comienzos con buenos resultados, pero con la mejora antitanque de los germanos y el empleo de vehículos adversarios cada vez más potentes, los KV serían obligados a aumentar la coraza hasta perder la brillantes característica que en primer momento le habían conferido superioridad sobre el adversario. Por lo demás, no se podía decir que eran vehículos perfectos: Las tripulaciones se lamentarán siempre del escasísimo confort ofrecido por los KV, y de la casi imposibilidad práctica de poder abandonar el tanque en caso de urgencia sin exponerse de lleno al fuego enemigo. Pero de estos tanques nacería el famoso "Stalin", que fue arma decisiva para el avance ruso en el corazón de Alemania. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario