Vistas a la página totales

martes, 2 de febrero de 2016

Isla de la Tortuga, la isla pirata

Isla de la Tortuga
La isla de la Tortuga  es una isla del mar Caribe de 37 km de largo, 7 km de ancho y 180 km² de superficie, situada al noroeste de la República de Haití, la cual posee su soberanía. Fue bautizada por Cristóbal Colón durante su primer viaje a América, haciendo referencia a que una de sus montañas asemeja la forma de una tortuga. Durante el siglo XVII fue un bastión para piratas, bucaneros y filibusteros que navegaban en la región.

Forma parte de un bloque tectónico diferenciado de la isla de La Española. Es muy accidentada, con una cordillera central, una serie de terrazas orientadas al Norte, suelo arenoso y con limo en la zona costera y arcilloso en las zonas más altas, que alcanzan los 450 m. La costa sur tiene playas y arrecifes.
Isla de la Tortuga ubicada en Haití
Historia y piratería 
Colón y sus hombres alcanzaron las costas de la isla, navegando en sentido oeste-este por el estrecho que la separa de La Española, a principios de diciembre de 1492 y le puso, ya entonces, el nombre que ostenta.

Las montañas de la zona norte de la Tortuga son tan inaccesibles que se la llama Costa de Hierro. Al sur, su puerto ofrece un excelente refugio. Allí se encontraba ya en el siglo XVII un establecimiento para el tráfico de tabaco y de cuero con los bucaneros de La Española. Sin embargo, fueron las primeras capturas de los barcos españoles las que dieron a la isla su reputación de albergue de los filibusteros de todo el mar Caribe y sus proximidades.

En 1640, el enviado francés Le Vasseur tomó el control de la isla. Al mando de numerosos soldados, expulsó a los ingleses, lo cual fue un beneficio para los piratas, que encontraban facilidades para avituallarse de víveres y pólvora. En lugar de cargar con su botín durante varios meses de viaje, los aventureros podían dejarlo allí, y desde la isla no había más que una jornada hasta las desembocaduras de los ríos y los puertos de lo que hoy es Haití.


El 6 de junio de 1665, la Tortuga fue entregada a Bertrand d’Ogeron bajo el dominio francés. D’Ogeron había llevado vida de bucanero, tras lo cual, de 1662 a 1664, había contribuido al desarrollo de las Grandes Antillas asegurando el transporte de centenas de enrolados desde Nantes a Léogane y Petit-Goâve. Sin embargo, los filibusteros gozaban ahora de una suerte de régimen anárquico que les dejaba libres de toda imposición y les permitía traficar a su gusto. Hasta 1670 no fue establecido el orden legal y, aunque perduraron algunos incidentes, nunca se produjo una verdadera insumisión.



https://www.facebook.com/Brian97tkd/?ref=hl


https://www.youtube.com/channel/UCfzXHTgo-CjPDuJ6cnM0eQA

No hay comentarios.:

Publicar un comentario